Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife

ANÁLISIS del CD Tenerife 2-0 Albacete

Los onces

Luis Miguel Ramis optó por colocar a 4 centrocampistas en el once inicial (Javi Alonso, Aitor Sanz, Vada y Zarfino) pero sin variar mucho el sistema, que cambiaba entre el 4-4-2 y el 4-4-1-1; en ambos esquemas el argentino ocupaba el interior izquierdo y el medio centro uruguayo se situaba en una demarcación parecida a la habitual de la temporada pasada en el Extremadura (por detrás del DC), pero había momentos en que estaba a la misma altura que Fran Sol,tirando constantes desmarques a la espalda de los defensas. En cuanto a la defensa, volvieron a la titularidad tanto Álex Muñoz como Bruno Wilson; este último ocupando el perfil derecho del centro de la zaga, algo nuevo, ya que la última vez que habían coincidido Carlos Ruíz y el portugués en defensa (vs Fuenlabrada), ocuparon perfiles opuestos.


El Albacete, sin embargo, salió con lo esperado, repitiendo la misma formación que en el último partido (4-4-2) y manteniendo ese doble lateral derecho ante la baja de Álvaro Jiménez. La única novedad en el once inicial fue la entrada de Manu Fuster por Álvaro Peña para acompañar a Ortuño en punta.

Pocas ideas y una solución

El conjunto dirigido por Alejandro Menéndez salió con las ideas claras, planteando en muchas ocasiones un bloque alto en salida rival,para impedir que el Tenerife circulara el balón con facilidad, mientras que cuando no lo conseguían y su primera línea de presión era superada, el Albacete realizaba una gran transición defensiva para colocarse en su habitual 4-4-2 en bloque bajo.

El centro del campo blanquiazul no encontraba la forma de llevar el balón a la zona de peligro debido a la gran distancia que había entre los dos MC (Javi y Aitor), quienes ocupaban el mismo escalón en salida de balón, lo que provocaba que hubiera excesivos pases horizontales, y Zarfino no realizó ese rol de enganche entre ambas líneas y ocupaba una posición mucho más adelantada junto a Fran Sol. Además, se observó nuevamente falta de contundencia en los duelos defensivos, algo que venimos viendo en las últimas jornadas, que provocaron algún que otro susto al Tenerife pero que Dani Hernández supo detener a la perfección.

Con el paso de los minutos y la falta de ideas para crear por dentro, el Tenerife encontró una vía de salida en los cambios de orientación que lanzaba Aitor Sanz a la espalda de los laterales, mayoritariamente a la espalda de Arroyo (LD), cuando Vada atraía al medio y era Álex Muñoz quien atacaba ese espacio mediante una diagonal. Esta fue la única manera de hacerle daño a la defensa manchega, pero ni así el Tenerife consiguió crear serias ocasiones de gol.

La entrada de Ramón Folch

Tras el descanso, Luis Miguel Ramis dio entrada a Kakabadze y a Ramón Folch, este último fue clave en el rendimiento del equipo ya que provocó que el Tenerife viviera más tiempo en campo contrario y el juego fuera mucho más vertical, pero sin llegar a ocasionar peligro. El centrocampista tan solo tuvo 8 pérdidas y ganó 6 de los 7 duelos que disputó, su entrada mejoró notablemente al equipo, sobre todo sin balón, ya que se impuso físicamente al centro del campo manchego.

Con el paso de los minutos y la falta de ideas en ataque del conjunto local, el técnico blanquiazul optó por dar entrada a “los jugones” (Sam y Valera), ambos ocupando sus posiciones naturales, MP y MD, respectivamente. Se notó la falta de entendimiento entre Otar y el extremo murciano en ese sector derecho, algo normal ya que era la primera vez que coincidían en el terreno de juego. La entrada de Sam benefició más a Vada que al propio Sam, el cual estuvo poco participativo (tan solo 9 intervenciones y 5 pases) debido a que esa posición por detrás del delantero la comenzó a ocupar el argentino y empezó a sentirse mucho más cómodo pudiendo ver el fútbol de cara; Valentín Vada realizó ayer 4 pases claves, intervino 56 veces, tuvo un 94% de acierto en el pase y un 6/6 en balones en largo, es cierto que en cuanto a datos ha sido uno de sus mejores partidos, pero en presencia no lo fue tanto, si contamos el cómputo global del encuentro.

Goles de otro partido Ya en los últimos minutos se empezaron a ver grietas en el engranaje defensivo del Albacete, sobre todo en las segundas jugadas donde los manchegos tendían a saltar a zonas equivocadas y eso provocaba que se olvidaran de sus marcas. Así fue el primer gol, similar al del Fuenlabrada en la primera vuelta, cuando el Tenerife gana una segunda jugada tras un córner a favor y es capaz de encontrar al jugador mejor posicionado para que efectúe el tiro. Mientras que la falta del segundo gol la provoca Germán Valera, realizando una conducción similar a la del primer tanto, yendo de fuera a dentro por el borde del área, nuevamente tras ganar el balón dividido. Estas dos jugadas fueron perfectamente ejecutadas por Álex Muñoz, quien aparte de haber marcado los dos goles, también fue capaz de generar 2 pases claves

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Nivel Experto en Scouting y Análisis del juego (AFECFA). Entrenador de fútbol UEFA 'C'. Redactor y analista en Stadium Tenerife. Twitter: @nalaca01

0 Comments

No Comment.