Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife

ANÁLISIS del Málaga CF 1-1 CD Tenerife

Los onces

Luis Miguel Ramis llegó a la Rosaleda con un ojo puesto en el partido frente al Málaga y otro en el derbi canario de la próxima semana, por lo que optó por proteger a algunos jugadores importantes que estaban a tan solo una amarilla de cumplir ciclo, como Carlos Ruiz y Aitor Sanz, entrando en su lugar Nikola Sipcic y Sergio González, respectivamente. También entró en banda izquierda Germán Valera, posición en la que no se le había visto demasiado, a excepción de algunos momentos puntuales en los últimos partidos.

Por su parte, Sergio Pellicer decidió seguir la misma fórmula que tan buenos resultados le está dando, por lo que salió con un 4-3-3, con la alineación que todos ya conocemos, aunque con una pequeña variación, la entrada de Jairo por Joaquín Muñoz en banda derecha.


Gran puesta en escena

 A pesar del resultado, el Tenerife jugó su mejor partido en meses, pues se vio a un equipo altamente competitivo en todas las zonas del campo y con una pausa necesaria para buscar siempre la mejor solución en todos los ataques.

El comienzo del partido fue muy positivo para el conjunto visitante, ya que supo tapar con una presión alta las vías de ataque del conjunto malaguista, que eran los balones verticales a la espalda de los laterales rivales, por lo que el trabajo de los interiores en cuanto a la labor defensiva fue excelente, llegando a realizar en alguna ocasión robos en campo contrario que provocaban un gran peligro en la meta cubierta por Juan Soriano.

La única vez que el Málaga pudo salir con claridad encontró con mucha facilidad a Jozabed, que pudo girarse con facilidad y meter un espectacular pase hacia Jairo, quien ganó perfectamente la línea de fondo y tan solo tuvo que poner el balón atrás, y fue ahí donde llegó un habitual llegador como Luis Muñoz para adelantar al conjunto malaguista.

A excepción de otros partidos en los que, tras verse por detrás en el marcador, el juego ofensivo era cada vez más horizontal, ayer no sucedió lo mismo, pues se vio a un Tenerife muy propositivo y que sabía lo que tenía que hacer en cada momento.

Una de las causas de las mejoras fue la posición de Zarfino, que fue clave en el día de ayer; el jugador charrúa volvió a acompañar a Fran Sol en punta y aportó una gran variedad de recursos a toda la línea del ataque blanquiazul, desde la ruptura a la espalda de la defensa rival hasta ganar 5/9 duelos aéreos. También tuvo un gran papel defensivo en salida rival, es decir, para tapar la vía de salida de balón mediante Escassi, y lo consiguió en muchas ocasiones, generando así dudas constantes en la zaga malaguista.

Omnipresente Sergio González

El jugador murciano aprovechó a la perfección su primera titularidad con el Tenerife, aportando en todo momento lo que la jugada pedía con balón y siendo muy solidario sin él, realizando constantemente ayudas en todas las zonas del campo. El Tenerife no echó tanto en falta a Aitor Sanz como era de esperar, ya que Sergio González lo supo suplir a la perfección girando en muchas ocasiones el juego ofensivo del equipo para crear constantes ventajas por los carriles exteriores, además de ser muy vertical en sus pases y no abusando del pase de seguridad.

El 4-2-2-2

A pesar de la superioridad, el Tenerife no encontraba grandes ocasiones para poner el empate en el marcador; y por ello Ramis, aparte de mover el banquillo dando entrada a Sam, Apeh y Suso, también movió la pizarra, cambiando su sistema a un 4-2-2-2 cuyo objetivo era acumular jugadores por dentro y dejar los carriles exteriores para los laterales, que fueron mucho más protagonistas.

A partir de este esquema el Tenerife encontró muchos más espacios a la espalda en varias ocasiones gracias al rol de Suso, que ocupaba esa posición de media punta junto a Sam y bajaba en otras tantas ocasiones a recibir, lo que provocaba que Escassi le siguiera y dejara un gran hueco a su espalda, que aprovechó en más de una ocasión Shashoua, quien ocupaba constantemente un espacio “ciego” entre los MC y DFC, ya que los defensas estaban fijados por Fran Sol y Apeh, por lo que no podían saltar a robarle el balón al británico, por lo que se le vio tan libre y dinámico en la zona de tres cuartos de campo.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Nivel Experto en Scouting y Análisis del juego (AFECFA). Entrenador de fútbol UEFA 'C'. Redactor y analista en Stadium Tenerife. Twitter: @nalaca01

0 Comments

No Comment.