Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife

Análisis del SD Eibar 2-1 CD Tenerife

El once del CD Tenerife

Arrancó el CD Tenerife de Ramis esta nueva temporada con un 4-4-2 bien marcado, en el que Shashoua se desenvolvía por detrás de Enric Gallego con libertad, haciendo a labor de mediapunta. Las novedades fueron la inclusión de 3 de los nuevos fichajes en el once: Nacho ocupó el carril zurdo, Jurado entró en el centro del campo acompañando a Aitor Sanz y Mo Dauda actuó en banda izquierda. Destacable también fue el desplazamiento de Alex Corredera hacia la banda derecha, agudizándose así la necesidad de reforzar dicha posición con un extremo que permita al equipo tener más proyección por banda.

Un Tenerife muy reconocible

El plan inicial de Ramis no distó mucho del utilizado la temporada pasada, y del que le hizo a lo largo del curso ser el mejor equipo visitante del campeonato: un equipo bien armado atrás, organizado en su colocación, plantado en ¾ de campo y que aprovechase los contragolpes para hacer daño a su rival.

El conjunto de Ramis no tuvo problemas en ceder el protagonismo de la posesión a una SD Eibar (un 62% de la posesión en el global del partido) que comenzó el encuentro de forma eléctrica, metiendo muchos centros al área chicharrera. Sin embargo, este acoso no se vio reflejado en ocasiones de gol. El trabajo de la pareja León-González fue prácticamente perfecto en la primera mitad, imponiéndose cada uno prácticamente en todos los balones colgados al área. Ramis volvía a sacrificar el poderío ofensivo y la presencia en área rival por la consistencia del equipo atrás y el mantener la portería a cero. Prueba de ello fueron las escasas oportunidades de las que gozaron ambos equipos en la primera mitad: tres tiros de los locales y uno por parte del conjunto chicharrero (ninguno de ellos entre los tres palos). Arriba Enric Gallego era una isla a la que apenas llegaron balones. Solo algunas genialidades de Shashoua pusieron algo de peligro sobre el área rival. El inglés acertó 15 de los 16 pases que intentó y consiguió 2 de los 3 regates que intentó, pero estaba bastante desasistido para recibir en zonas de peligro.

El trabajo de jugadores los jugadores de banda consistió prácticamente en realizar ayudas una y otra vez a sus laterales, lo que les hacía tener poca presencia en campo contrario. En este sentido, Mo Dauda tocó únicamente 20 veces el balón a lo largo del encuentro mientras que Corredera lo hizo en 29 ocasiones, siendo los dos titulares que menos presencia tuvieron en este aspecto. El partido se trabajaba en mediocampo, donde la posesión de los armeros era estéril ante un CD Tenerife que dominaba en todas las facetas defensivas.

Los hombres de banda del CDT, Mo Dauda y Corredera, participaron muy poco.

Desconexión en el peor momento

La segunda parte la dinamitó el gol de Mo Dauda. El ghanés, desaparecido en ataque debido al continuo trabajo defensivo de apoyo a Nacho, pudo hacer gala del excelente golpeo de balón del que ya hablábamos en su análisis para anotar el que seguramente será uno de los goles de la temporada. El CD Tenerife se adelantaba en el que fue su único disparo entre palos y el plan de Ramis salía a la perfección. Sin embargo, la reacción al gol por parte de los blanquiazules fue contraria a la esperada, y apenas se volvió a pisar área rival hasta que no se fue por debajo en el marcador.

Precisamente cuando más concentrado y sólido debía estar el equipo para mantener su ventaja, fue cuando se desconectó. El primer error grave llegó en un fallo de marca en el gol del empate de los locales. Cabe recordar que el Tenerife fue uno de los equipos que más goles encajó la temporada pasada a balón parado. Si a ello le sumamos que la SD Eibar fue uno de los equipos que más goles consiguió en esta faceta, y de los que más remates realizó dentro del área… la fórmula no podía tener peor resultado para los blanquiazules. Un tanto en contra que seguramente enfadó y mucho al técnico tinerfeñista, y que supuso un golpe que dejó aletargado a los de Ramis. Nuevamente a balón parado anotó la SD Eibar, pero esta vez el tanto era anulado. Lejos quedaba ya la seguridad que habían mostrado León y Sergio en la primera parte. Precisamente Sergio fue el autor del segundo fallo grave al cometer, igual que ante el Girona el curso pasado, un penalti por mano totalmente evitable, que terminó siendo decisivo en el resultado final.

El equipo de Ramis trató de volver a meterse en el partido, pero la falta de alternativas al plan inicial no ayudó a darle la vuelta al marcador, y solo la inclusión de Ethyan para actuar con doble punta hizo que tímidamente diese el CD Tenerife un pequeño paso adelante.

Necesidad de refuerzos

El técnico blanquiazul evidenció la falta de efectivos y refuerzos tanto en el once como en el banquillo. Muestra clara de ello fue la alineación de Corredera en la derecha, una banda prácticamente desaprovechada a lo largo de todo el partido en la faceta ofensiva, o el realizar solo tres de los cincos cambios permitidos a pesar de que el equipo dejaba ver las típicas muestras de cansancio propias de estas alturas de temporada.

Tras el empate de los locales, Ramis dio entrada a Elady por Dauda. El ghanés, con una pretemporada atípica, aún no está en el ritmo de sus compañeros para aguantar el partido. El cambio era de hombre por hombre y no varió el esquema inicial. Bajo las mismas circunstancias dio entrada a Teto por Shashoua. Con el debutante canterano se buscaba afianzar más el centro del campo para tener mayor presencia y posesión de balón. Una vez se adelantaron los locales, Ramis dio entrada Ethyan por Corredera. El delantero de la Cruz Santa se colocó al lado de Enric Gallego en la punta de ataque, sustituyendo así la figura del media punta por la de dos delanteros para buscar mayor mordiente arriba, pero ésta no terminó de llegar. El CD Tenerife consiguió acercarse mucho más al área rival, pero solo el gol anulado a Elady supuso verdadero peligro sobre la portería defendida por Yoel.

A Ramis le faltaron efectivos en el banquillo.

Deporte y comunicación. Estudiante de periodismo en la UEMC y experiencia como colaborador en La Colina de Nervión. Twitter: @gabrigm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.