Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife

Felipe Miñambres: “La llegada de Valdano y Cappa significó un cambio de todo”

El mítico capitán de la época dorada del Club Deportivo Tenerife, Felipe Miñambres, fue entrevistado en “Centenario de una pasión”, el programa de YouTube del club blanquiazul sobre los protagonistas del Centenario:

Su etapa en el CD Tenerife.- “El Tenerife significa el sitio donde más jugué y disfruté de la profesión de futbolista. Llegué al CD Tenerife y ambos crecimos juntos. Se creó un símbolo de pertenencia mutua. Me siento a gusto cada vez que vengo. Sabes que perteneces a una parte importante de la historia del club, formando caminos paralelos en positivo. Ser parte de eso, que ayudó a la grandeza del Tenerife, es bonito. Siento el cariño cuando estoy por Tenerife o me veo a gente de Tenerife. Uno nunca sabe qué deparará el fútbol, pero pienso que los caminos pueden volver a reencontrarse”.

Su fichaje por el equipo blanquiazul.- “Santiago Llorente y el presidente apostaron mucho por mí. Hizo una gran apuesta por mí. Me comentaron la idea que había para el club, con buenos fichajes y jugadores. El Sporting, en aquel momento, prefería el dinero de la cláusula, aunque no querían venderme. Sin mucho conocimiento del equipo, a pesar de que sí lo había visto en promoción contra el Betis, pero no tenía idea tampoco en cuanto a infraestructura. Cuando llovía, era horroroso, porque no encontrábamos campo. No sabía que no había instalaciones, pero me sedujo el tema de lo que aspiraba el Tenerife. Fue una decisión arriesgada, pero la hice convencido”.

Primeros tiempos complicados en la isla.- “El primer año no fue bueno, pero sí los posteriores. Venía de ser internacional, había marcado goles en Primera… Todo eso creó unas grandes expectativas.  No me encontraba en el sistema, con mucho juego directo, diferente al que tenía en el Sporting. La gente me criticaba porque no jugaba bien. Con el tiempo y la distancia, lo ves normal; sin embargo, en aquel momento no, ya que tampoco estaba acostumbrado a las críticas. Estoy orgulloso de haber cambiado la opinión de la gente, ya que fui bastante criticado ese primer año. No me vine abajo y me gané más minutos para convertirme en una figura importante del Tenerife”.

El apoyo de Javier Pérez.- “Sentía que no daba lo que tenía. No encontraba los espacios. Pero lo sentía más por mi gente, que sé que sufría, por todos esos amigos y seres queridos. Lees la prensa y ves que has jugado mal, así que lo sientes por ti mismo y por ellos. Recuerdo que Javier Pérez tranquilizó a mi madre diciéndole que estaba seguro de que triunfaría en el Tenerife y que estuviese tranquila”.

Encontrar su sitio.- “La línea de juego cambió con Valdano, pero yo ya me había sentido cómodo con el ‘Indio’ Solari. Me sentía cómodo entrenando, que eran bastante competitivos. Todo puntuaba, te daba o no premios… No acabábamos de ganar, pero ya me sentía valorado y que podía ser importante. Luego, con Valdano en un sistema de 4-4-2 con rombos, jugaba de mediapunta con libertad, teniendo dos delanteros para dar pases o para asociarme por la banda con los jugadores. Encontré mi sitio”.

El cambio con Valdano y Cappa.- “Su llegada significa un cambio de todo. Nos dijo: ‘jueguen como vean’. Éramos un desastre, paró en el descanso y nos dijo que así no ganábamos a nadie. Era como un soltero contra casados. Nos dijo que nos liberáramos e hiciéramos lo que pudiéramos. Es una forma de ver el fútbol diferente, pudiendo mirar de tú a tú a cualquiera y teniendo la pelota. Un poco lo que Cruyff había manejado, pero trasladado a un equipo que peleaba por evadir el descenso. No pensábamos en la clasificación, sino en tratar de jugar y divertirnos. Era una forma de ver el fútbol desde el optimismo. Lo más importante éramos nosotros y, además, contábamos con buenos jugadores”.

Las Ligas contra el Madrid.- “Jugábamos por el orgullo, por la manera de ver el juego y también porque era el Madrid, que se jugaba una Liga. Nosotros éramos unos invitados y queríamos ser protagonistas. Ellos empezaron ganando fácil: 0-2. Pero eso tienen los equipos que siguen jugando, sabíamos que tendríamos ocasiones. Desde el empate, llegó la locura, con la jugada de Buyo y el gol de Pier. Nos ayuda a poner al Tenerife en la órbita. Repetirlo luego por segundo año consecutivo ya fue la leche, ya que es difícil”.

La etapa Valdano.- “Quedamos quintos y en la anterior veníamos de habernos salvado la temporada anterior. Era la leche quedar quintos, pero sobre todo por la forma de juego. Yo me divertía los domingos en el campo. Ellos se sentaban ahí en un balón, al terminar los entrenamientos, y te contaban cosas. Yo me sentaba e intentaba interiorizar todo eso. Me acuerdo de estas charlas con Jorge Valdano. Disfruté mucho, incluso perdiendo algún partido, como uno en Santander donde perdimos pero jugamos espectacularmente y nos hacía sentir orgullosos”.

Debut europeo.- “Todo parte de la idea de salir a ganar. Daba igual contra quién. Fuimos allí a Italia contra la ‘Juve’ y sí, nos costó  meter el primero, pero ellos les costó a partir del segundo gol. Íbamos a ser protagonistas. Contra el Auxerre, más de lo mismo: empatas 2-2 aquí y ahora quizás dices que imposible, porque llevaban años sin perder en su estadio. En cambio, nosotros íbamos tranquilos. Muchas cosas de la que pasan ahora serían imposibles porque actualmente todo está demasiado estructurado. Hacíamos pachangas donde jugaba hasta el doctor, Blas Ramón o el delegado Cristóbal. Estaban locos. Pero había tal armonía que lo veíamos de forma natural. Se creó un grupo y una unión, siendo ese partido contra el Auxerre histórico. Con Olympiakos, también fue un partido soñado”.

Felipe vivió la época dorado del CD Tenerife de principio a fin.

Etapa con Heynckes.- «Me consideraba titular. Cambió mucho mi posición por el esquema que ponía sobre el campo. A veces, me tiraba más a la izquierda a pierna cambiada; a veces, de mediapunta… Pero siempre acababa entrando por el medio para hacer mis cosas. Fueron dos temporadas espectaculares, con buenos jugadores y siendo protagonistas. Dos temporadas en las que un día que quedamos por encima del Real Madrid, logramos clasificarnos. La de Europa fue una temporada increíble».

Semifinales de la UEFA.- “Sabíamos que sería complicado, pero creíamos que podíamos pasar. Ellos hacían muchos marcajes al hombre. No era habitual en la Liga. Aquí ganamos 1-0. No había vuelto a ensayar los penaltis desde el Zamora, pero esa la hice y me tocó tirarlo: cogí la pelota, aunque no vinieron muchos más, me resbalé pero tenía claro dónde quería tirarlo. Sabíamos que íbamos a sufrir, pero pensamos en que podíamos ganar. Allí, tuvimos alguna ocasión, pero nos defendimos más que otra cosa. Chano tuvo una de cabeza que se fue por poco, pero en la prórroga nos metieron el segundo. Fue una decepción grande. Pero fueron más fuertes e, incluso, ganaron la final al Inter”.

Fin de la época dorada.- “Tienen que pasar muchas cosas, no solo una. No acabamos de conseguir sacar ese rendimiento a grandes jugadores, como en anteriores temporadas. Quizás, el estilo de los entrenadores que venían con la plantilla no iban parejos. No encuentras ese rendimiento, te metes en una dinámica negativa y vas perdiendo confianza. Vadano y Cappa me sacaron más rendimiento del que pensaba, mientras que otros técnicos quizás no sacan tanto de ti. A veces, tiene que ver con que no eres capaz de ganar a cualquiera y te crees ese discurso; en años anteriores, íbamos sin complejos. Proyectas el partido antes de jugarlo y, pensándolo, ya ves que no hay forma; mientras que en otros momentos, sale natural”.

Su retirada.- “Veía que ya no era el jugador que había sido. No era un titular indiscutible y mi nivel no era el de antes. Vi que estábamos mal y creía que podría ayudar más desde el banquillo, transmitiendo aquello que había sentido como futbolista. Pero no pudo ser y creo que fue en el penúltimo partido contra el Extremadura cuando descendimos”.

Etapa como entrenador.- “Me sentía cómodo. Me gustaba la semana, estando con los jugadores y transmitirles, buscando que jugásemos bien. Entrené al Hércules, Salamanca, Alicante, Lleida… Recuerdo que cuando se acabó mi relación con el CD Tenerife, me llamó Quique Medina diciéndome que si sabía de alguien, de un entrenador para el Hércules, y les dije que le hablase de mí. Me llamaron y bajé a Alicante al mes de acabar mi etapa en el Tenerife”.

Director deportivo.- “Me pasó bastante parecido. No estaba entrenando a ningún equipo, sino que estaba con la familia en Alicante. Entonces, me llamó Pepe Mel, preguntándome si conocía a alguien para ser director deportivo del Rayo Vallecano. Les dije que hablase de mí y, cuando pensé que se habían olvidado, me llamaron antes de la pretemporada. Me reuní con los Ruiz-Mateos y me fichan. Al principio, me costaba ir a los entrenamientos, pero no interactuaba con ellos. Llegué en Segunda B, ascendimos a Segunda y luego a los cuatro fuimos a Primera, donde batimos el récord de años consecutivos: cinco. Se sufre, pero es diferente. Es muy duro. Cuando se juega, el día después… es difícil. Me siento cómodo en los despachos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.