Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife

Análisis del CD Tenerife 3-1 Málaga CF

El Club Deportivo Tenerife logró calmar las aguas del mal inicio de temporada, con una victoria que acabó siendo holgada ante el Málaga Club de Fútbol. Pero el triunfo no fue tan claro como puede parecer con el 3-1 final. El partido pasó por varias vicisitudes que desgranaremos en este análisis.

El once del CD Tenerife

El técnico blanquiazul volvió a apostar por la misma táctica que en los dos anteriores encuentros: 4-4-2, con la doble punta Borja Garcés-Enric Gallego. Ramis salió con el mismo equipo que perdió en Ibiza, salvo la entrada del canterano Teto, que se estrenaba como titular, en la banda derecha (por la lesión de Mo Dauda). Esto provocó que Waldo pasara a la banda izquierda, su posición natural y donde se siente más cómodo, a pesar de ser diestro.

Waldo, protagonista en el primer tramo de partido

Y vaya sí se notó que Waldo se siente más cómodo por la izquierda. Tremendamente activo en el primer tramo de partido, rompió varias veces con su velocidad a la zaga del Málaga, bastante veterana por el flanco por el que entraba el extremo blanquiazul (Bustinza central diestro y Juanfran lateral derecho). Eso sí, y como afirmó Ramis en rueda de prensa, lo hizo todo a mil revoluciones y se fue desgastando demasiado pronto.

Aunque antes le dio tiempo de asistir a Enric Gallego en el primer gol, tras mostrar una enorme punta de velocidad, ganarle la partida a Bustinza y encontrar al delantero blanquiazul. Porque tuvo la pausa necesaria para, una vez llegado a la línea de fondo, pararse y encontrar a Enric llegando desde atrás, para que el ’18’ rompiera el balón dirección a gol. Un Gallego que esta vez tuvo el premio del gol y que de nuevo realizó un enorme trabajo en la delantera, clave para la idea de juego de Ramis

Waldo asistió a Enric Gallego en el primer gol.

Empate del Málaga, pero la fortuna esta vez se alió con el Tenerife

Las dinámicas en el fútbol muchas veces son determinantes. Los ‘intangibles’ que dirían en baloncesto. Y éstos, por una vez, se aliaron con el Tenerife. Y eso que el Málaga logró un gol de los tan llamados psicológicos. Justo antes del descanso, y seguramente con merecimiento porque ya habían creado varias llegadas peligrosas, Alex Gallar hacía el empate tras dos malos despejes de Sipcic dentro del área.

Pero el conjunto malaguista está en una muy mala dinámica en este comienzo de curso. Y no por falta de calidad (tiene jugadores de muy buen pie como Febas, Fran Villalba, Alex Gallar, Rubén Castro…), sino por una endeblez como equipo, que se ve reflejada en los detalles que marcan los partidos. Y en este caso se reflejó en una expulsión (justa por dos entradas de amarilla de Bustinza) y un error arbitral (penalti inexistente de Juanfran sobre Enric Gallego, pero como hubo contacto, el VAR no pudo desdecir al árbitro Caparrós Hernández).

Fue una segunda parte en la que el Tenerife, a pesar de costarle (como es habitual), llevar la iniciativa, sí creó las ocasiones suficientes para poder llevarse el partido sin error arbitral mediante, como así acabó sucediendo. Los cambios, esta vez, surtieron efecto, y Larrea (que volvía tras casi 5 meses de baja por lesión), Iván Romero y Appiah le dieron otro aire al equipo, que ya notaba el desgaste en el último tramo.

Teto fue uno de los grandes protagonistas del partido.

Partidazo de Mellot y un Teto muy importante

Jérémy Mellot es uno de los mejores, si no el mejor, defensor desde el lateral derecho de la categoría. En ataque le cuesta algo más, aunque sube la banda sin descanso, pero le falta golpeo para meter mejores centros. Pero en defensa es un seguro. Batalló sin descanso, le ganó la partida siempre a Fran Villalba, primero, y a Loren, después, que fueron los que cayeron por su banda, y en el tramo clave del partido salvó un par de acciones muy peligrosas de los malaguistas con sendos robos de mucho nivel.

Pero el otro protagonista del partido llegó desde más cerca que Francia. Concretamente de la propia isla, ya que el canterano tinerfeño Teto vivió su primera noche mágica en el Heliodoro. Jugó su primer partido como titular, intervino mucho y bien en el juego (15 de 16 pases acertados) a pesar de no jugar en su puesto natural, la mediapunta, sino en banda derecha. Además, también fue el que más balones recuperó (9) y coronó su actuación con el tanto definitivo del partido, apareciendo solo en el segundo palo tras un pase de Appiah.

Máster en Comunicación y Periodismo Deportivo por la CEU San Pablo (Madrid). Creador y administrador de Rivales del Tenerife. Director de contenidos de Stadium Tenerife. Entrenador UEFA C. Twitter: @CarlosVina11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.