Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife

Cervera: “En aquellas siete derrotas consecutivas nos relajamos”

El ex-técnico del Club Deportivo Tenerife, Álvaro Cervera, fue el protagonista del 27º capítulo de “Centenario de una pasión”, repasando su trayectoria deportiva y su paso por el conjunto blanquiazul, en el que estuvo 3 temporadas, sumando 110 partidos oficiales, logrando el ascenso a Segunda División en la temporada 2012-2013.

Infancia en Tenerife.- “Yo quería ser futbolista desde pequeño y al final lo conseguí. Recuerdo todo muy bien. Empecé en el Alegría porque estaba al lado de casa, éramos filiales del Tenerife y teníamos un gran equipo. Son cosas que no se olvidan”.

Traslado a Cantabria.- “Fue en el año 1982, lo recuerdo porque era el año del Mundial de España. Fui a Cantabria, a Santander, como todos los veranos con mis padres y por medio de un amigo empiezo a entrenar con un equipo. Le dicen a mis padres de quedarme, y fue muy complicado al principio. Pero luego el mundo del fútbol te absorbe, me integré muy bien y fue todo muy rápido”.

Profesionalismo y marcha al Mallorca.- “Debuté contra el Barça en El Sardinero con el Racing. Piensas que ya has llegado, pero aquello fue una simple anécdota. Detrás de aquello hubo mucho trabajo para poder ser futbolista. Luego llegó mi salida a Mallorca. El Racing tenía problemas económicos, iban a vender a Víctor, pero tuvo un accidente y me llaman en verano para venderme a mí al Mallorca. A las dos semanas de llegar a Mallorca, me quería volver a casa, pero luego te vas asentando”.

Una década en la élite.- “Estar tanto tiempo en Primera es algo envidiable, pero yo ahora haría las cosas de otra manera. ¿Estoy contento con mi carrera? Sí. ¿Qué pude hacer las cosas mejor? Indudablemente que sí.

Retirada.- “No fue la lesión más grave que tuve, pero si fue la que mi cuerpo dijo basta. Me operé y salió bien, pero del dolor llegué a aburrirme y busca un poco el refugio en casa, y por eso tomé la decisión de retirarme”.

Ser entrenador.- “No tenía vocación de entrenador, ni de acercarme al fútbol porque lo había pasado muy mal. Echaba la culpa al fútbol de todo, cuando era al revés. Estaba en Valencia, porque ahí conocí a mi mujer y un compañero, José Luis Oltra, cogió un equipo y yo iba a echarle una mano. A Oltra lo ficha el Castellón, y el presidente del Catarroja, que era el club en el que estábamos me dice de cogerlo yo. Ahí fue donde realmente decidí, así fue y después de ahí no he parado”.

Llegada a Tenerife.- “Es mi casa, donde me crie, yo volvía a casa. Era una responsabilidad añadida pero conozco al club y sabía que no era lo mismo que otros equipos en Segunda B que yo había entrenado. Venía de una muy buena etapa en Huelva, ensombrecida por la etapa en Santander, vengo a Tenerife sabiendo que si sale bien puedo arrancar, pero si me sale mal me puedo hundir”.

Ascenso.- “Creo que las claves fueron el vestuario que había y que vine con la mentalidad de que es vestuario y buenos jugadores fuesen libres para sacarlo adelante. Pero, sobre todo, el vestuario que había, que era una alegría entrenarlos y yo creo que para ellos era una alegría también ir a entrenar. Recuerdo la eliminatoria con el Hospitalet. Íbamos 3-0 en el Heliodoro y en la última jugada nos marcan el 3-1 que lo cambia todo. Allá sufrimos, creo que fuimos los mejores durante todo el año. Fue una liberación por todo y para todos, para mí personalmente fue una liberación”.

Cantera.- “En todos los sitios hay potencial. En algunos lugar les gusta donde salga gente y en otros no. A mí siempre me ha gustado por lo menos verlos, cuando ellos no se lo esperen. Y aquí siempre que veas un equipo canario con gente joven, siempre verás potencial. Eso no quiere decir que lo pongas y te vaya a dar ganancias”.

Ayoze Pérez.- “Es un caso extraño porque le veíamos posibilidades en los entrenamientos y en los partidos, es verdad que en poco tiempo, no le veíamos. Al final se quedó con nosotros , e hicimos lo contrario que los demás. Pusimos al pequeño por delante y al grande por detrás, que era Aridane, y explotó. Luego fue cosa de él, de su trabajo y talento. Le he recuerdo como uno de los jugadores con más talento que he entrenando”.

Siete derrotas consecutivas.- “Nos relajamos y es verdad. Hubo un 20% de relajación que eso es mucho en el fútbol profesional. Fuimos con el gancho todo el año, de año nuevo, categoría nueva y cuando lo conseguimos nos relajamos. El entrenador hubo un momento que sacó aire y en ese impasse perdió siete partidos, algunos de forma inmerecida. Ya habíamos conseguido nuestro objetivo y al final hubo algo de relajación”.

Temporada 2014-2015.- “Yo creo que empezó todo con los siete partidos. Asumí como mi culpa de casi todo lo que pasaba y tenía que hacer casi que un enfrentamiento público en cada rueda de prensa y eso no lleva a ninguna parte. Luego perdías el primero de la siguiente, y te lo sumaban a los siete anteriores. Se lo hicieron creer así a la gente y fue uno de los condicionantes para que no se arrancara bien al año siguiente. Eso, unido a que no se confeccionó una buena plantilla, lo digo yo y lo reconocen las personas que estuvieron haciendo aquella plantilla. No se confeccionó una buena plantilla no solo en lo que queríamos hacer, tampoco en buena gente, era difícil convivir en ese vestuario. Había un grupo que no era bueno y eso me llevó por delante a mí”.

Aspecto personal.- “Lo pasé muy mal. Aquel año mi familia me vino a acompañar y lo pasamos peor. Apenas podía entrar a un establecimiento y que no me dijeran nada. Quise poner un punto y aparte y olvidar lo que había pasado aquí, estuve mucho tiempo sin venir y me quise desligar. Sin embargo, guardo grande recuerdos del club, de la gente del club, porque guardo un gran recuerdo pero todo lo que conllevó no. Fue algo extraño y que no se lo deseo a nadie”.

Destitución.- “Cuando un equipo no gana y el entrenador tiene que estar casi escoltado en los partidos, eso no se puede aguantar porque el club está por encima de eso y el equipo. Yo recuerdo unas palabras del presidente en una reunión que se acordó mi cese y me dijo: yo conozco mi pueblo y lo mejor es que lleguemos hasta aquí. Lo entendí, pero también entendí que ganaron aquella batalla los que no la tenían que ganar y los que no habían hecho nada por el bien de este club. Yo me consideraba que había intentado hacer bien por este club, creo que he ayudado al club hacer mejor ascendiendo a Segunda División. Aquella batalla la ganó gente que no ha ayudado, bajo mi punto de vista”.

CD Tenerife.- “Para mí el Tenerife es el equipo donde yo nací para el fútbol y gracias a Dios puedo decir que he contribuido a que sea mejor, ascendiendo de Segunda B a Segunda y sacando jugadores. Con eso estoy pagado”.

Roberto Perera.- “Lo conocí aquí. Recuerdo cuando llegué que Quique Medina me presentó a mis ayudantes. Eran Guillermo, el preparador físico y Roberto. Me unió mucho con él. Aprendí de él a ser buena persona, porque es muy buena persona. Más allá de ser primer y segundo entrenador, no somos hermanos porque yo tengo mucha más edad que él, pero yo creo que ya iremos juntos hasta el final, porque para mí ya es como de mi familia”.

Cádiz.- “Me hace ver la vida de otra manera y la del fútbol también. Es un sitio donde caes bien, porque ganas, como los entrenadores. Tuve la suerte de caer bien en un sitio especial. El cadista sufre por su equipo, allí todos son cadistas”.

Futuro.- “Si tengo opción, cogeré la opción que tu creas que está más cerca de tener éxito. No coger aquel Tenerife obligado a ascender o el Cádiz que solo podía ascender. Son retos muy bonitos pero tienes que tener la cabeza muy fría. Si cuando llegue el momento yo la tengo así, que nadie dude que lo voy a coger, pero ahora no es el momento.

Deporte, comunicación y radio. Experiencia como administrador de Tenerife Vavel y como presentador en Norte FM. Redactor en Stadium Tenerife. Twitter: @jonhyhtorrejon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.