Hoy: 18 de enero de 2022 | 10:48
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife

Análisis del FC Cartagena 1-1 CD Tenerife

Los onces

El Club Deportivo Tenerife salió a Cartagonova con el once habitual de las últimas jornadas, manteniendo el 4-4-2 con Mollejo y Enric Gallego en esa doble punta y la pareja de centrales conformada por Sergio González y José León, a pesar de que Sipcic ya estuviera disponible para el técnico blanquiazul. El único cambio respecto al último encuentro frente al Sanse, fue la entrada de Aitor Sanz por Larrea para acompañar a Alexandre en el doble pivote.
Por su parte, el Cartagena mantuvo su 4-2-3-1 asimétrico habitual, con dos bandas totalmente diferenciadas, la izquierda para un mayor dominio del balón, ya que Gastón Silva en salida actuaba como un tercer central y Pablo de Blasis pisaba pasillos interiores con el fin de generar superioridad, mientras que por la derecha Mo Dauda fue el principal encargado de aportar profundidad y amplitud por esa banda con la colaboración también de David Simón. El doble pivote estuvo formado por Bodiger y Tejera, ambos ocupando prácticamente la misma altura y siendo mucho más posicionales que llegadores.


Superado en todas las facetas del juego

En el día de ayer, pudimos apreciar nuevamente como el Tenerife no pudo imponer su plan durante gran parte del partido y se jugó a lo que quiso en todo momento el equipo de Luis Carrión. El conjunto blanquiazul apenas estuvo cómodo, ya que una vez tenían el balón en su dominio se les veía muy acelerados y apenas pudieron enlazar 4 pases seguidos (cuando lo hicieron llegaron con claridad a la portería defendida por Marc Martinez).

La disposición ofensiva del Cartagena (3-4-2-1) hizo que, como sucediera la semana pasada, el centro del campo blanquiazul se encontrara en inferioridad, ya que Alexandre y Aitor estaban en muchas ocasiones en un 2 vs 4 (dos delante y dos por detrás). Otro aspecto fue la constante movilidad y cambio de posiciones que habían en el frente de ataque del conjunto local, en donde a excepción de Rubén Castro, todos se movían y no tenían una demarcación fija. El principal beneficiado de todo esto fue Pablo de Blasis, que fue totalmente indetectable por la defensa blanquiazul, apareciendo en entre líneas y teniendo una gran facilidad para activarse y activar a los jugadores que tenía a su alrededor.

El plan de ayer por parte de Ramis fue similar al de los últimos partidos con su 4-4-2. Ceder por completo la posesión al rival y esperar el momento para poder atacar rápidamente en transiciones una vez se recuperara el balón. Este ritmo bajo que intentó plantear, se vio superado por la intensidad del conjunto local desde el primer minuto, quienes a partir de rápidas combinaciones buscaban llegar con cierta rapidez a la portería de Juan Soriano. Y ahí se pudo apreciar como el Tenerife, en el día de ayer, estuvo francamente mal en el apartado defensivo, líneas muy separadas, pocas ayudas y dándole durante bastantes minutos mucha facilidad al rival para llegar a zonas de peligro. En el apartado con balón se volvió a ver a un Tenerife falto de ideas en esas fases, sin capacidad para crear desde lo estático y siendo un equipo más de jugadas que de juego. A esto hay que sumarle los errores en campo propio que están penalizando mucho al conjunto blanquiazul en este primer tramo de competición, volviendo a encajar nuevamente tras una pérdida en campo propio.

Michel en el doble pivote

El gol encajado hizo que Luis Miguel Ramis agitara el árbol en busca de soluciones para cambiar el rumbo del partido, y estas fueron Sam Shashoua y Michel Herrero. El ex del Pucela volvió a ocupar la posición del doble pivote junto a Alexandre, doble pivote que no coincidía desde hace algunos meses y posiblemente haya sido el que mejor haya rendido hasta el día de hoy. La entrada de Michel elevó el juego ofensivo del conjunto blanquiazul y sentó a estos en campo contrario, realizando muchos más ataques elaborados con un mayor criterio que antes. Su media hora fue muy positiva, ya que intervino hasta 44 veces, tuvo un 92% en el pase y generó un pase clave, demostrando así su capacidad para ocupar el doble pivote blanquiazul y volver a contar como titular en los planes de Ramis.

Shaq Moore, factor diferencial

La expulsión de Mo Dauda fue sin duda uno de los principales responsables del cambio de cara del Tenerife en los últimos minutos, y es que hizo que la banda que más problemas había generado al conjunto blanquiazul se convirtiera en la principal baza de peligro para este. Es por ello que Ramis optó por dar entrada, justo después de la expulsión, a Shaq Moore por Mellot, quien se había visto superado en muchos momentos. La entrada del americano prácticamente como carrilero elevó exponencialmente la calidad del ataque blanquiazul, siendo un cuchillo por esa banda derecha constantemente y eliminando a todos lo rivales que tuviera a su alrededor para posteriormente colgar el balón. En 14 minutos Shaq ganó los 6 duelos en los que participó, tan solo tuvo 4 pérdidas, dio un pase clave y un tuvo un 100% de éxito en regates intentados.

+1
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Nivel Experto en Scouting y Análisis del juego (AFECFA). Entrenador de fútbol UEFA 'C'. Redactor y analista en Stadium Tenerife. Twitter: @nalaca01

0 Comments

No Comment.