Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife
Stadium Tenerife

Análisis del CD Tenerife 1-1 R. Sporting

El Club Deportivo Tenerife no pudo sumar los tres puntos, como en las dos anteriores comparecencias en el Heliodoro, y acabó empatando 1-1 ante un Real Sporting que fue inferior al conjunto blanquiazul. Un partido marcado por otro error individual de un blanquiazul y por la polémica arbitral. Lo desgranamos en este análisis.

El once del CD Tenerife

El técnico blanquiazul volvió a apostar por la misma táctica que en los cuatro último encuentros: 4-4-2, con la doble punta Iván Romero-Enric Gallego, como en Ponferrada. Las únicas variaciones con respecto a ese partido en El Toralín fue el regreso al once de Jérémy Mellot por Aitor Buñuel y de Sipcic (tras haber estado con su selección) por Carlos Ruiz. De resto lo ya habitual, con Teto repitiendo como titular en la banda derecha.

Otro imperdonable error individual

El Tenerife de la temporada pasada de caracterizaba, sobre todo, por su solidez y concentración. El equipo de Ramis no ‘regalaba’ nada al rival. Pero el comienzo de este curso está siendo totalmente al contrario. Juan Soriano (que ante el Sporting estuvo muy bien, interviniendo en varias ocasiones con acierto y sin culpa ninguna en el gol) solo ha dejado su portería a cero en una (ante el Racing en casa) de las ocho jornadas disputadas. Y los (graves) errores individuales se suceden semana tras semana.

Si en partidos anteriores fue Sergio González (con el penalti por mano en Eibar), Aitor Sanz (fallo en el marcaje ante el Levante), Sipcic (mal despeje ante el Málaga) o Corredera (mal pase atrás en Ponferrada), todos de jugadores que fueron muy fiables el curso pasado, esta vez fue José León. El ‘4’ tuvo una pérdida imperdonable en salida de balón, al intentar marcharse de Cristo González, que le robó el balón y se plantó solo ante Soriano, batiéndolo por bajo. Un grave error que no se le había visto al madrileño desde que llegó a la isla.

Un grave error de José León provocó el tanto inicial del Sporting.

La importancia de los laterales y la falta de acierto en el área rival

Los laterales son clave en el fútbol actual. Normalmente son los jugadores que más atacan por fuera. Y este Tenerife no es una excepción. Aún más con Teto (mediapunta que tiende siempre a irse al medio) y con Waldo a pierna cambiada. Mellot y Nacho estuvieron tremendamente activos y se sumaron una y otra vez al ataque por las bandas. Solo les faltó más precisión a la hora de centrar, aunque sí lo estuvieron en el gol del Tenerife, ya que fue en una jugada entre ambos. El francés llegó hasta la línea de fondo, puso un centro que tocó ligeramente en la cabeza de un defensor, y Nacho la enganchó de volea para hacer el empate a uno.

Y esa fue la única jugada en la que los jugadores del Tenerife estuvieron acertados en el remate. Porque ese fue el otro gran hándicap que tuvieron en el duelo ante el Sporting. Iván Romero, nada más empezar, ya erró la primera, y luego Nacho no supo encontrar a nadie en un pase atrás y el despeje del defensor lo atrapó Mariño sobre la línea. Teto en un centro chut a la escuadra, Waldo en el rechace de este misma acción, un disparo de Waldo desde la frontal, un remate de Sipcic, disparo raso de Appiah… En total, 16 disparos de los blanquiazules, de los que solo cinco cogieron puerta y solo uno acabó en gol.

Nacho, muy activo desde el lateral izquierdo, marcó el tanto del empate.

La polémica: tres penaltis (o cuatro) no señalados al Tenerife

Fue otra de las claves del partido. Las acciones dentro del área del Sporting, punibles de ser sancionadas, y que no fueron pitadas como penalti. Tres jugadas y cuatro acciones (dos de ellas en la misma jugada), y ni una fue señalada ni por el colegiado Hernández Maeso ni por el VAR.

La primera fue en el primer tiempo, cuando un cabezazo de Sipcic tocó en el codo de Zarfino, que lo tenía levantada, y el propio charrúa derribó luego a Iván Romero en su intento de despeje. Luego, en la segunda parte, llegaría seguramente la más clara, cuando Teto se metía en el área y era empujado por Pedro Díaz e Izquierdoz, que en principio tocó balón, lo acabó derribando tras levantar la pierna y golpearle en el pecho con la pierna y con el codo. Y la última fue en la postrera jugada del partido, con otro codo separado del cuerpo que el árbitro obvió.

Máster en Comunicación y Periodismo Deportivo por la CEU San Pablo (Madrid). Creador y administrador de Rivales del Tenerife. Director de contenidos de Stadium Tenerife. Entrenador UEFA C. Twitter: @CarlosVina11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.